nuestra asociación

ADESPAD, Asociación para la Defensa de la Asistencia Espiritual en la Enfermedad, de inspiración católica, se constituyó con la finalidad de hacer efectivo el derecho, previsto por el artículo 16 de la Constitución y el artículo 2 Uno b de la Ley Orgánica  7/1980 de 5 de julio de Libertad Religiosa, a la práctica religiosa por parte de los enfermos y moribundos que se encuentran ingresados en centros médicos y residencias de ancianos, tanto públicos como privados, en el bien entendido que dicha práctica, se configura como una necesidad básica de los pacientes que se encuentran en tal situación, y contribuye al bienestar e incluso a la curación del paciente.

FINES DE LA ASOCIACIÓN

  1. Custodiar el derecho de los enfermos y gente mayor de recibir asistencia religiosa durante el tiempo que permanecen hospitalizados o en residencias de ancianos, tanto en centros privados como públicos.
  2. Desarrollar medidas y programas para que tales personas puedan ejercer dicho derecho y recibir asistencia espiritual según su credo.
  3. Fomentar entre el personal sanitario la toma de conciencia de que la práctica de la religión forman parte de las necesidades básicas del paciente, y en algunos casos es vivencia prioritaria,  y por tanto, el profesional debe mostrarse sensible a estas necesidades y mediar para que el enfermo reciba este tipo de cuidados, independientemente de las creencias religiosas de dichos profesionales sanitarios.
  4. Colaborar con los diferentes agentes sociales públicos y privados que trabajan por el bienestar de la ciudadanía.
  5. Impulsar en la sociedad la toma de conciencia de que la práctica de la religión en la enfermedad y en los momentos finales de la muerte, es un derecho fundamental de la persona y por lo tanto, las entidades sanitarias deben facilitar a los enfermos y moribundos que puedan ejercerlo libremente. Además, dicha práctica de la religión es beneficiosa y en muchos casos curativa y en los momentos finales de la vida, es necesaria para el bien morir de la persona.
  6. El estudio y la divulgación de cómo afectan la enfermedad, la incapacidad y la muerte a las personas, en sus distintos ámbitos (social, familiar. físico, psicológico, espiritual, patrimonial, jurídico, etc.)

ACTIVIDADES

  1. Actividades informativas y de promoción a través de redes sociales, medios de comunicación, centros civiles, religiosos, educativos y sanitarios entre otros.
  2. Actividades de formación: Seminarios, cursos, conferencias.
  3. Promoción de voluntariado en hospitales, centros de salud y residencias de ancianos.